Tasas e impuestos para los propietarios en España

Tipos de impuestos

En España existen una serie de gastos asociados a la compra de la vivienda, los cuales se abonan una sola vez al realizar los trámites de adquisición y suelen suponer alrededor del 10-12% del valor del inmueble. Una vez que el comprador se ha convertido en propietario, deberá pagar además una serie de impuestos y tasas anuales que gravan su vivienda.

Los propietarios de un inmueble en España deberán afrontar los siguientes gastos en el momento de convertirse en propietarios:

1. IVA (Impuesto sobre Valor Añadido) Se aplica únicamente a las viviendas de obra nueva y en la actualidad es el 10% del valor de compra para todo el país, excepto en Canarias donde se rigen por el IGIC y es un 7%.

2. AJD (Actos Jurídicos Documentados) Las viviendas de primera transmisión además del IVA deberán pagar el AJD, un impuesto autonómico que oscila entre el 0,5% y el 1,5% del valor de compra. Esto significa que cada comunidad autónoma fija su porcentaje sobre este impuesto, así que la cantidad a pagar variará de una comunidad a otra. El AJD al igual que el IVA únicamente se abona en el momento de adquirir el inmueble.

3. ITP (Impuesto de Transmisiones Patrimoniales)

Las viviendas de segunda mano están exentas del pago del IVA, pero quedan gravadas por el ITP. El tipo de gravamen para este impuesto oscila entre el 6% y el 10% sobre el valor escriturado y lo fijan las comunidades autónomas. El ITP solo se devenga al escriturar la vivienda.

4. Impuesto sobre el Incremento de Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana

Se trata de un impuesto que normalmente recae en el vendedor del inmueble, ya que grava la revalorización de los terreros urbanos durante el tiempo en que el vendedor fue propietario de la vivienda. Sin embargo, cabe la posibilidad de llegar a un acuerdo para que sea el comprador quien asuma este gastos o incluso dividir la cuantía entre comprador y vendedor. El tipo suele ser del 3% y lo fijan los ayuntamientos. Igual que en los casos anteriores, se abona una sola vez al adquirir la propiedad.

5. Notaría

Los notarios de España cobran un arancel fijo por otorgar la escritura pública y el coste de la misma variará en función del valor de la propiedad a escriturar. Lo habitual es que este gasto ronde el 0,5% del valor de la vivienda.

6. Registro

La escritura pública debe inscribirse en el Registro de la Propiedad y el coste que ello conlleva igualmente variará según el valor del inmueble, siendo lo habitual que no supere el 0,3% del mismo

7. Gestoría

El gasto de una gestoría solo es necesario en caso de acogerse a una hipoteca bancaria, ya que todo el papeleo necesario para la liquidación de impuestos, la concesión de la escritura de la hipoteca y la inscripción en el Registro correrán a cargo de la gestora del banco. De forma orientativa, este coste puede suponer alrededor de unos 250 euros por los honorarios. A esto habría que sumarle el coste de tasación que no suele superar los 400 euros, la comisión de apertura de la hipoteca que cobran los bancos (entre el 0% y el 2% del capital prestado) y el AJD sobre el valor de la hipoteca.

Gastos compra de vivienda nueva de 200,000 euros

Descargue nuestra Guía Gratis de Propiedades en España

Todo lo que necesita saber sobre cómo comprar una propiedad en España como extranjero.

Los impuestos anuales

1. Declaración del IRPF o IRNR

En el caso de propietarios extranjeros residentes en España se deberá presentar la declaración del IRPF (Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas) anual, mientras que los propietarios extranjeros no residentes en España deberán presentar el IRNR (Impuesto sobre la Renta de No Residentes) anual.

2. IBI (Impuesto de Bienes Inmuebles)

Se trata de un impuesto local recaudado anualmente por los ayuntamientos. El importe a pagar se obtiene aplicando el tipo impositivo establecido (entre el 0,4% y el 1,3%) sobre el valor catastral del inmueble.

3. Impuesto sobre el Patrimonio

Se trata de un impuesto que aparece y desaparece por legislaturas, por lo que es conveniente no dejarlo de lado. Las personas físicas que tengan su residencia habitual en territorio español o que de no tenerla sean residentes en un estado miembro de la UE o del EEEE y que dispongan de bienes y derechos en España por valor superior a 2.000.000 euros deberán presentar anualmente la declaración de este impuesto. La cuota a ingresar se establece por tramos una vez deducido el mínimo exento fijado por cada comunidad.

4. Tasas del ayuntamiento

Aquí generalmente se incluyen los recibos de recogida de basura, alcantarillado y alumbramiento. Son unas tasas locales que se abonan anualmente y de igual modo pueden variar significativamente de unas localidades a otras.

Casas en venta en España